Portada » Personal branding o alcanzar el éxito potenciando la marca personal
desarrollar tu marca personal

Personal branding o alcanzar el éxito potenciando la marca personal

Toda persona tiene la necesidad de sentirse integrada en el entorno y en la sociedad en la que desarrolla su vida. Pero precisa brillar con luz propia, generar una identidad a partir de sus rasgos diferentes, sentirse única entre la multitud. Porque es lo que nos hace distintos, lo provoca que los otros nos reconozcan, nos admiren o nos rechacen. Ser iguales a los demás en respetos, derechos y obligaciones y a la vez descollar en aspectos en los que somos únicos. Es parte esencial de la vida de cada ser humano.

Coco Chanel aseguró que “para ser irrempazable uno debe buscar siempre ser diferente”. Chanel fue capaz de ir siempre un paso más allá, de involucrarse con su producto hasta el punto de trasladar a él su personalidad y, posteriormente, conseguir que el consumidor asumiese también como propio dicho carácter. Sin menoscabar la calidad ni originalidad de su producto, la clave de su éxito fue su marca personal.

 

“Todos tenemos una marca personal que desarrollar y defender y que determina nuestra vida diaria”

 

Hoy el prestigio y la reputación de cada persona circula por ámbitos mucho más amplios que en los momentos en que Chanel levantó su imperio. Resulta difícil, e incluso perjudicial, desaparecer, esconderse en el anonimato. Todos tenemos una marca personal que desarrollar y defender y que determina nuestra vida diaria mucho más de lo que creemos. Véase si no un ejemplo en el mercado laboral. El estudio Work Trends Study, realizado por Adecco, destaca que más de un 44% del personal de recursos humanos encuestado había descartado en algún momento algún candidato para un empleo simplemente por su reputación en las redes sociales.

Y es que hoy nos exponemos mucho más que nunca, sobre todo a partir de la interacción con las nuevas tecnologías. Esto puede provocarnos más de un dolor de cabeza si no actuamos con prudencia, pero también puede ofrecernos unas oportunidades nunca vistas hasta ahora. Sabiendo explotar nuestro estilo, nuestro talento, nuestra presencia o nuestra personalidad en las redes sociales tenemos la capacidad de convertirnos en un soporte para vender productos o servicios de otros. No necesitamos nada más que definir una marca personal carismática y saber trasladarla a los usuarios.

Qué es la marca personal

  1. Debemos trasladarnos a este año para encontrar las raíces de un concepto hoy extendido globalmente, pero que en realidad es aún muy joven. En aquel año, el escritor estadounidense Tom Peters publicaba el artículo The Brand called you. Allí estaban las claves de todo.

“Mi reputación y credibilidad”, señalaba Peters en el mismo, “dependen de la eficacia con la que pueda comunicar mi experiencia y distinguirme de los demás, determinando de este modo la calidad de mi futuro trabajo”. En esta frase encontramos las bases del concepto de personal branding o marca personal.

La marca personal está definida, pues, por lo eres, pero sobre todo por cómo lo muestras. En el fondo se centra en la capacidad de promocionarte a ti mismo, los valores diferenciales que te hacen especial. Definirla e impulsarla te permitirá generar una impresión mucho más duradera entre tus potenciales clientes o seguidores y, de este modo, llegar al objetivo final: vender más.

Estrategias para desarrollar tu marca personal

La digitalización ha estimulado la aparición de nuevas formas de trabajar la marca personal. Si antes se centraba en los aspectos relacionados con las relaciones públicas y la publicidad, hoy tiene un alcance mucho mayor. Pero los nuevos canales exigen establecer estrategias diferentes. Un apunte: como en tantas otras ocasiones en el marketing y las ventas, la creatividad y la innovación son aspectos fundamentales para alcanzar los mejores resultados. Veamos la mejor forma de crear una marca personal, paso a paso.

  • Elige un nombre.

Eric Arthur Blair. Carlos Irwin Estévez. Stefani Joanne Angelina Germanotta. María Laura Corradini Falomir. Difícil es que identifiques estos nombres con los de algún personaje famoso. Pero si te decimos que nos estamos refiriendo, por orden de aparición, a George Orwell, Charlie Sheen, Lady Gaga y Chenoa, seguro que la cosa cambia.

Utilizar nuestro nombre de pila no es siempre la mejor opción para vender nuestra marca personal. Es posible que sea muy común, que carezca de sonoridad o que sea fácilmente olvidable por el consumidor. Si este es tu caso, lo primero que tienes que hacer es empezar a pensar en pseudónimos que llamen la atención.

“Lo primero que tienes que tener en cuenta es cuál es el nicho al que quieres dirigirte y cuáles son los canales en los que debes ser más activo”

  • Define cuál es tu objetivo y cómo quieres llevarlo a cabo

Está claro que no es lo mismo si tu intención es promocionarte como intérprete o escritor o si quieres destacar tu persona para llamar la atención de tus seguidores sobre un producto o servicio que vendes. Lo primero que tienes que tener en cuenta es cuál es el nicho al que quieres dirigirte y cuáles son los canales en los que debes ser más activo. Y, en paralelo, es el momento de elegir quiénes de ellos pueden tener más interés por aquello que deseas contar.

Si tu buyer persona tiene menos de 25 años es probable que lo mejor es que te des a conocer y te dirijas a ellos por las redes sociales y en especial TikTok o Instagram. Si quieres ser tenido en cuenta en el mundo del periodismo, lo mejor es que te lances de cabeza a Twitter. Y si pretendes hacerte oír entre mayores de 50, potencia encuentros personales, eventos presenciales y en redes sociales; apuesta por Facebook. Cada público tiene su canal.

  • Deja que te conozcan también en persona

Hoy en día las redes sociales, las páginas web, los podcasts, Internet en general, es el conducto por el que fluye nuestra imagen, el que nos puede dar visibilidad. Pero, aunque te sorprenda, en muchos sectores por sí solo puede quedarse demasiado limitado. Vivimos en mundo digital, sin duda. Pero no olvidemos que, sobre todo, lo hacemos en un mundo físico. Y compartir tus opiniones cara a cara o simplemente echar unas risas o darte un apretón de manos con otro ser humano tiene un efecto más duradero que cualquier meme, aunque, en principio, puede parecer que posea menos alcance.

Cualquier marca personal exitosa se mueve de forma activa por diferentes escenarios. Acude a eventos asociados con tu producto o servicio, haz networking por LinkedIn con marcas similares a la tuya y, si las distancias lo permiten, conócelas en persona. Asiste a conferencias y talleres. Gracias a estas interacciones aprenderás y generarás relaciones que te ayudarán a expandir tu marca personal entre sus propios contactos. Crea una red en la que estés accesible. Cualquier perfil que se muestra inmóvil está condenado a la desaparición.

  • Trabaja tu imagen

También las marcas personales pueden tener logo. Faltaría más. Y si lo que vas a querer destacar es tu propio físico, realza aspectos que te hagan identificable. La elegancia en tu vestuario o el desenfado te otorgará personalidad si lo haces bien. La manera de peinarte, de moverte ante la cámara… Tu marca personal es, también, la imagen que proyectas.

marca-personal-rrss

  • No te detengas. Siempre puedes seguir creciendo

Un aspecto muy favorable de lo digital es que prácticamente todo se puede medir. Los posts de tus redes sociales, las ventas en la tienda hacia la que orientas tu marca personal, las visitas a tu web, hasta el crecimiento de tus seguidores después de establecer relación con alguien que te ha mencionado en sus redes… Esa medición te permite hacer un análisis de tus fortalezas y debilidades. De los aspectos en que gustas más y de aquellos en los que no acabas de conectar con tu público.

En ningún caso te estamos proponiendo que abandones la personalidad que define tu marca personal, pero sí que modifiques esos matices que no interesan o que simplemente generan rechazo. Tu alma como marca debe quedar intacta, pero no pasa nada si le cambias algo del vestuario. Porque tu evolución y desarrollo va a depender también mucho de eso, de cómo sepas adaptarte a lo que demandan de ti. La marca es tuya, no cabe duda, pero está destinada a impactar en terceros.

CONCLUSIÓN

Construir una marca es una cuestión del día a día. Es la fórmula para moldear lo que te diferencia, pero sobre todo lo que quieres mostrar que eres. Conseguir que los demás te perciban como deseas te hace estar más cerca de lograr los objetivos que te has planteado. Y ten siempre una cosa en cuenta: puedes adaptarte, pero no falsificar tu autenticidad. Esa es tu esencia. Es perfume imborrable que deja tu marca personal.

Please follow and like us:
Personal branding o alcanzar el éxito potenciando la marca personal, Desafíos del marketing
Pin Share
Puntuación
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Un nuevo post cada semana
¡Suscríbete ahora!
Entérate antes que nadie de nuestros nuevos artículos
sobre marketing digital y tradicional
¡Me apunto!
Puedes darte de baja cuando quieras
close-link
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x