Portada » Inteligencia artificial: una aliada del marketing cargada de futuro
Inteligencia artificial: una aliada del marketing

Inteligencia artificial: una aliada del marketing cargada de futuro

A finales del pasado año 2022, la Fundeu (Fundación del Español Urgente), entidad promovida por la Real Academia Española y la Agencia EFE, anunciaba la elección de “inteligencia artificial” como “expresión del año”. Las razones para apostar por este concepto se basaban en “su importante presencia en los medios de comunicación durante estos últimos doce meses, así como en el debate social, debido a los diversos avances desarrollados en este ámbito y las consecuencias éticas derivadas”. Y entre estos avances resultan especialmente significativos los vinculados a su uso en el marketing digital. 

Probablemente, sea la creación de contenidos el campo en que más se ha venido hablando de la inteligencia artificial durante los últimos meses. Y no sin polémica. Sin duda la conversación de mayor relevancia ha surgido a partir de ChatGPT, un sistema de inteligencia artificial que ha sido desarrollado por la empresa OpenAI y que cuenta con la sorprendente capacidad de responder a cualquier cuestión que preguntes. ¿Quieres escribir un artículo de 1.000 palabras sobre el futuro del marketing digital? Basta que se lo digas a este chat de inteligencia artificial y en unos segundos tendrás una respuesta detallada y con un léxico perfectamente estructurado. No caben tampoco las faltas de ortografía. Si no te lo señalan antes, será difícil que te percates de que esa explicación no ha sido redactada por un creador de contenidos humano, sino por una inteligencia artificial. 

“La ayuda de este tipo de aplicaciones en el desarrollo de la labor de los especialistas del marketing es indudable”

Y he aquí la polémica. Desde hace años se viene alertando sobre la posibilidad de que la inteligencia artificial desarrolle funciones que hoy llevan a cabo profesionales y que esto tenga como consecuencia la pérdida de puestos de trabajo. En el caso que nos ocupa, de creadores de contenidos. Pero esto está lejos de suceder de la manera catastrófica en que se plantea. Lo cierto es que, si bien puede suponer una ayuda extraordinaria, la creatividad del ser humano sigue sin poder ser sustituida por la tecnología. ChatGPT es capaz de responder prácticamente a todo, pero no será del todo precisa en algunos temas, además de cometer errores que demandan una mano humana para solventarlos. Por otro lado, la capacidad de empatizar con las necesidades de un usuario de un profesional de la redacción de contenidos está lejos de ser alcanzada por la inteligencia artificial. 

No obstante, sería poco inteligente obviar que la ayuda de este tipo de aplicaciones en el desarrollo de la labor de los especialistas de diferentes sectores es indudable. ChatGPT puede ser un perfecto compañero en el marketing, tanto en la elaboración de contenidos como en otras especializades del campo que nos ocupa. Vamos a verlo. 

Aplicaciones de la inteligencia artificial en el campo del marketing

El sector de la inteligencia artificial en el comercio electrónico prevé tener un crecimiento sobresaliente en los próximos años. Según un informe elaborado por la marca internacional Insight Ace Analytic, en el año 2030 alcanzará una dimensión económica cercana a los 17.000 millones de euros. Aún es pronto para adivinar cuáles son todas las aplicaciones que se podrían desarrollar gracias a la IA en el marketing, pero parece claro cuáles estarán en primer nivel en el corto y medio plazo. Algunas ya llevan tiempo integradas en el sector.

Foto: inteligencia-artificial-chatbot

Chatbots 

Los sistemas de inteligencia artificial que permiten mantener una conversación con los clientes de los ecommerce y resolver sus dudas se han multiplicado en los últimos años. Y, en paralelo, han perfeccionado su funcionamiento. Los chatbots son capaces de responder de forma precisa a muchas de las preguntas e ir reconociendo los intereses de los clientes más fieles. 

Sin embargo, aún queda mucho camino que recorrer. El desarrollo de la inteligencia artificial promete perfeccionarlos en el corto plazo, facilitando la experiencia de compra y, a la vez, otorgando nuevos conocimientos a las empresas sobre los comportamientos e intereses de los usuarios de las tiendas online. Se trata de aspectos troncales para mejorar el reconocimiento de marca, la diferenciación y la mejora de las cifras de conversión y recurrencia. 

Análisis de datos

En apenas unos segundos, la inteligencia artificial es capaz de identificar cuáles son los productos que más pueden interesar a los usuarios, dando opciones parecidas a las que refieren sus patrones de comportamiento o profundizando la información sobre aquellos artículos que está valorando el cliente potencial o los que tienen cierta vinculación con él. La IA se convierte de este modo en el mejor comercial del establecimiento electrónico, acompañando al usuario en todo momento y fomentando que vuelva a apostar por sus artículos o servicios. 

“El análisis predictivo de la IA es capaz de identificar cuándo los usuarios están perdiendo el interés en una marca o en qué momentos de los procesos de compra están cerca de abandonar la transacción”

Búsqueda por voz 

Se trata de una aplicación ya bastante desarrollada y que resulta especialmente utilizada por las generaciones más jóvenes. Alexa, Siri o Google Assistant se han convertido en compañeros del día a día de millones de personas y, a la vez, en los mejores aliados del ecommerce. Los consumidores establecen sus órdenes de compra mediante la voz, reduciendo el tiempo de la adquisición. La inteligencia artificial, además, sabe identificar el mejor momento para anunciar a los usuarios nuevos productos relacionados con adquisiciones anteriores, estimulando el deseo de compra. 

Publicidad y ofertas personalizadas 

Directamente relacionado con lo anterior. Se trata de una aplicación que busca impactar en aquellas personas cuyo comportamiento en Internet desvela mayor interés por un tipo determinado de producto. Pero la cosa va un poco más allá. El análisis predictivo de la IA es capaz de identificar cuándo los usuarios están perdiendo el interés en una marca o en qué momentos de los procesos de compra están más cerca de abandonar la transacción que de continuarla. 

Gracias a esa identificación, es posible estimular la adquisición apelando a un componente emotivo, generando contenidos personalizados que sepamos que van a llamar la atención o enviando ofertas de último momento que alienten el impulso de adquirir aquello que está a punto de ser descartado. 

Reconocimiento de imagen 

Pinterest Lens, Google Lens o los sistemas de inteligencia artificial usados por Amazon están abriendo las puertas a una tendencia que ofrece enormes oportunidades a los ecommerce. Según la empresa de inteligencia artificial ViSenze, el 62% de los usuarios de Internet de la generación Z escogen la búsqueda visual en su elección de productos antes de cualquier tipo de búsqueda tradicional. Los algoritmos de IA proponen a los potenciales clientes los artículos en función de variables como la forma, el color o el tamaño. De esta manera, a partir de su comportamiento en la navegación, llegan de una manera más sencilla y rápida a aquello que les interesa. 

Inteligencia artificial y redes sociales 

Inteligencia artificial y redes sociales 

La tecnología apunta a modificar también la conexión en redes sociales entre las marcas y los clientes. Todos sabemos que, en los últimos años, los especialistas en redes sociales y los influencers se han convertido en unos actores esenciales en las estrategias de cualquier marca que quiera impactar en el usuario. Pues los avances tecnológicos prometen acelerar los procesos de creación de los contenidos de una forma radical. 

Buen ejemplo de lo que se nos viene en los próximos meses es el reciente lanzamiento de QuickVid, una plataforma capaz de generar vídeos breves para las redes sociales con tan solo una descripción de lo que deseamos. QuickVid puede crear un guion, incluir todo tipo de contenido multimedia, añadir música libre de derechos e, incluso, aportar una voz en off sintética. De esta forma, con tan solo señalar cuáles son los intereses de la marca, podría crear contenidos completos que impacten en la red social que considere la estrategia de marketing que se pone en marcha. Por sus características puede resultar especialmente interesante para los vídeos de TikTok. 

Conclusiones

Los números no mienten. En el año 2021, el mercado global de la inteligencia artificial se ha valorado en 315.000 millones de euros y cerca del 50% de las organizaciones que la han implantado en su día a día afirman que ha aumentado su productividad y ha reducido los costes. Este hecho, en un campo como el marketing, en el que conocer el comportamiento de los usuarios y poder prever cuáles serán sus acciones es esencial, lo hace especialmente valioso. A nadie extraña, pues, que las aplicaciones de la IA sean cada vez más utilizadas. Y, al igual que nos han sorprendido recientemente ChatGPT o QuickVid, estamos convencidos de que los próximos años vendrán cargados de novedades que hoy parecen de ciencia ficción. 

Pero junto a esta afirmación conviene hacer una llamada a la calma. Como decíamos al principio del presente artículo, en ningún caso la inteligencia artificial va a sustituir al ser humano. Tampoco en el marketing. Sin duda se adentrará en los sectores de las empresas que lo permitan, adaptando mejores niveles de velocidad y precisión, solventando problemas y aumentando la eficacia. Pero la estrategia, la creatividad, la proximidad, el marketing en general, seguirá estando en manos de la inteligencia humana. 

Please follow and like us:
Inteligencia artificial: una aliada del marketing cargada de futuro, Desafíos del marketing
Pin Share
Puntuación
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Un nuevo post cada semana
¡Suscríbete ahora!
Entérate antes que nadie de nuestros nuevos artículos
sobre marketing digital y tradicional
¡Me apunto!
Puedes darte de baja cuando quieras
close-link
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x