Portada » ¿Cómo convirtió Reino Unido a Isabel II en un icono del marketing?
¿Cómo convirtió Reino Unido a Isabel II en un icono del marketing?

¿Cómo convirtió Reino Unido a Isabel II en un icono del marketing?

Desde que falleciera el pasado jueves 8 de septiembre, la imagen de Isabel II aparece omnipresente. Portadas de periódicos, minutos de televisión en programas de todo tipo, memes de toda clase. No hay día en que no hayamos recibido decenas de impactos con ella de protagonista. Y es que, más allá de su faceta política, su figura despierta un interés que va más allá de su condición de monarca de Reino Unido. Que la reina ha vendido, vende y lo seguirá haciendo lo sabemos desde hace mucho tiempo. ¿Por qué?

El personaje ha sido protagonista absoluto de series, películas y hasta videojuegos. Su fotografía es el principal reclamo de todo tipo de objetos, desde tazas de desayuno hasta alfombrillas para el ratón pasando por platos, muñecos, relojes, galletas, funkos o comida para perros. Casi siempre con un componente irónico implícito, las ventas de cualquier artículo se multiplican solo por aparecer su austera imagen en ellas.

Y el enorme equipo de asesores que tenía a su alrededor era muy consciente de ello. Un instante icónico fue, por ejemplo, la inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. En un momento de la ceremonia de inauguración aparecía en un vídeo junto a otro mito de la cultura británica, James Bond, encarnado por el actor Daniel Craig. 007 era el encargado de llevar a Su Graciosa Majestad a la ceremonia.

Ambos recorrían la capital británica a bordo de un helicóptero hasta que llegaban a lo alto del estadio. En ese mismo momento, una y otro se lanzaban en paracaídas sorprendiendo a los millones de espectadores que presenciaban el evento en todo el mundo. Nadie esperaba que la siempre imperturbable titular de la Corona accediera a formar parte de una escena como esa. Pero es que buena parte de su éxito como icono pop y de marketing estaba basado en eso: su capacidad de generar sorpresa.

¿Cómo una figura sobria, conservadora, siempre ceremoniosa y protocolaria y, titular de una institución que, para muchos, forma parte de unas costumbre y realidades propias de un pasado ya remoto ha conseguido integrarse en la más rabiosa actualidad y ser capaz de convertirse en la mejor vendedora de la imagen y la cultura de un país?

Más valiosa que Microsoft

“El valor de mercado de los Windsor solo es superado por Facebook, Amazon, Google y Apple”

Las cifras que rodean a Isabel II y a la familia real son realmente impactantes. Los cálculos de Forbes estiman que la riqueza de los Windsor llega hasta los 88.000 millones de euros. Pero lo que más llama la atención no son tanto las ganancias acumuladas a lo largo de los siglos por la familia real, sino cómo el reinado de Isabel ha hecho crecer el valor de marca de la mediática saga. Y es que la consultora Statista señalaba que el valor de mercado de los Windsor solo es superado por Facebook, Amazon, Google y Apple. Otras enormes compañías como Microsoft, Nike, Disney o Netflix irían a rebufo de Isabel y su entorno.

Pero es que los asesores de la corona británica han sabido que la reina no solo tenía que ser un testigo del tiempo que vivía, sino también una muestra del mismo. Y otras muchas veces fueron figuras externas, sin su participación directa, las que utilizaron el personaje como inspiración de elementos contraculturales que la conectaban con la juventud de la época. ¿Cómo olvidar, si no, el himno del punk, de los Sex Pistols, “God save the queen”, en la que se atacaban directamente los valores que representaba Isabel II o la icónica imagen de la portada del disco?

isabel-ii-enfermera

La realidad es que, pese a la imagen un tanto conservadora que exhalaba Isabel, su figura supo conectar con las personas desde muy joven. Quizá los primeros retazos los podemos ver siendo muy joven, antes de convertirse en reina. Durante la Segunda Guerra Mundial, la adolescente Isabel aparecía en la radio para dar ánimo a los niños que se habían tenido que refugiar fuera de Londres. Además, se hicieron célebres sus fotografías colaborando como enfermera durante el conflicto.

Pero no sería la radio el medio que la auparía a lo más alto de la dimensión mediática. Lo sería la televisión. Si a algo ha de agradecer el marketing de la reina Isabel su importancia es al mundo audiovisual. Su vida de adulta circuló en paralelo al mismo. Y esto lo supo desde sus inicios.

isabel-ii-coronacion

Su proclamación como reina fue la primera emitida por la televisión en un momento en que la clase media comenzaba a poder acceder a los aparatos domésticos para disfrutarla. Nunca antes tantas personas habían podido contemplar un evento como ese. Un evento, por cierto, que deja bien claro el cuidado de la Corona por transmitir una imagen estudiada a todos los espectadores. La ceremonia se estuvo preparando durante más de un año.

La reina se acerca al pop

Todos sabemos que en los años sesenta la cultura de masas dio un paso de gigante que tuvo como gran referencia a la música pop. Y la monarquía británica no quiso dejar pasar su estela. Probablemente los máximos representantes del pop fueron este grupo de cuatro melenudos, con un estilo radicalmente diferente al de la reina que respondían al nombre de The Beatles. Pese a las críticas que sufrieron por parte de la sociedad más conservadora, Isabel II les ungió en 1965 como miembros de la Orden del Imperio Británico. Cuatro años después correspondieron a tan reconocimiento con una brevísima e irónica pieza incluida en su álbum Abbey Road titulada “Her Majesty”. Dos años antes el cuarteto de Liverpool había sido incluido en un espectáculo que se dedicaba a la familia real en Londres.

Desde los años sesenta, la monarquía fue consciente de la importancia de vincular su imagen con la de los artistas de la cultura popular, en especial la música. Mick Jagger, Robert Plant, Sting, Elton John o Sting son algunos de los nombres que recibieron la prestigiosa Orden del Imperio Británico.

“La creatividad y la innovación, ya se sabe, son dos de las claves del marketing. Una y otra están presentes en muchas de las iniciativas vinculadas a la imagen regia”

En la época de los mayores cambios sociales es cuando las acciones de la reina para vincularse con la modernidad hicieron que se convirtiera también en una figura cada vez más pop. Como todo monarca posó para todo tipo de retrato de artistas y fotógrafos. Pero, junto a los retratos más convencionales también posó para creadores vinculados a lo más vanguardista de la época. Anne Leibovitz, Cecil Beaton o Lucian Freud son algunos de los nombres de la historia del arte que la han inmortalizado.  Este último, fiel a su particular estilo, la retrató con un rostro curtido y arrebujado y no tardó en recibir críticas de monárquicos de pro que llegaron a pedir que “se le encerrara en la Torre de Londres”. La creatividad y la innovación, ya se sabe, son dos de las claves del marketing. Una y otra están presentes en muchas de las iniciativas vinculadas a la imagen regia.

Al estar en el candelero fue convirtiéndose por sí sola en una figura por la que apostaban los grandes creadores, hubiera o no un encargo por su parte. Andy Warhol personalizó a su estilo una de fotografía de la monarca y mucho más cerca a nuestros días el misterioso Bansky transformaba a la reina en el icónico Ziggy Stardust, de David Bowie, en un mural de su creación. Mientras, otro artista contemporáneo, Pegasus, la representó como una modelo calzada con tacones altos y a la puerta de un típico pub británico.

Será en los años 80 cuando la figura adquiera también una connotación irónica y, poco a poco, se sitúe como paradigma en el merchandising británico. Buena culpa de ello lo tuvo un popular programa de humor que se emitía en la televisión británica y estaba protagonizado por marionetas que imitaban a los personajes más destacados de la sociedad y política del país: Spitting Image. Hasta entonces la televisión británica mostraba un respeto casi reverencial por la familia real. Sin embargo, las caricaturas de los miembros de los Windsor fueron apareciendo habitualmente en el programa con muy pocos filtros. Isabel II, por cierto, era representada como una comunista furibunda.

Parece ser que aquella “falta de respeto” no sentó nada bien a la monarca, rumoreándose, incluso, que estuvo a punto de demandar al programa. Sin embargo, pronto se dio cuenta de que había que formar parte de alguna manera de esos espectáculos de éxito para que su imagen siguiera creciendo. Y bien que lo hizo.

isabel-ii-simpsons

Además de su aparición junto a James Bond a la que ya nos hemos referido, este mismo año aparecía junto a uno de los personajes infantiles más queridos de Reino Unido, el osito Paddington. La mismísima reina de Inglaterra tomaba el té con el oso, a quien reconocía que siempre llevaba un sándwich de mermelada en el bolso. Tras esta pequeña charla, comenzaban a golpear la taza de porcelana al ritmo de “We Will rock you”. Al momento, se iniciaba el concierto de celebración por sus 70 años de reinado. Los Simpsons, Peppa Pig o Los Minions también contaron con la reina, aunque estas veces solo como un dibujo animado más.

Conclusiones

Lo cierto es que nada hacía pensar a los historiadores hace 70 años que la siempre impertérrita monarquía británica podría convertirse en la mejor imagen de marca de Reino Unido. Sin ruido, discreta, pero siempre presente, la reina Isabel II y su equipo utilizaron de la mejor manera posible las estrategias de marketing para adaptarse a los tiempos cambiantes y generar un valor enorme, para ellos mismos y para el país. Sin duda su hijo, el nuevo rey Carlos III, con una popularidad significativamente menor, lo tendrá difícil para mantener el poder de una marca que, hoy por hoy, guste más o menos, es única en el mundo.

Please follow and like us:
¿Cómo convirtió Reino Unido a Isabel II en un icono del marketing?, Desafíos del marketing
Pin Share
Puntuación
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Un nuevo post cada semana
¡Suscríbete ahora!
Entérate antes que nadie de nuestros nuevos artículos
sobre marketing digital y tradicional
¡Me apunto!
Puedes darte de baja cuando quieras
close-link
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x